marzo 24, 2017 3 Comentarios

¡Hola amigos del mundo del caballo!

 

Después de casi un año sin competir, he podido regresar a las pistas a lomos de mi caballo Rocco. Echaba mucho de menos esos días de madrugón, trenzas y expectativa. Si bien es cierto que concentro gran parte de mi energía en disfrutarlo, es inevitable que los nervios se presenten y en algunas ocasiones nos saboteen el trabajo de semanas. Por ello, os quiero dejar algunos tips que en lo personal me han ayudado a combatir las ansias, el estrés y como no, el dolorcito de estómago. Espero os sirvan ;)

 

Mientras calentaba el pasado fin de semana en el concurso del RACE, pensaba en la importancia de los nervios ante cualquier evento significativo. El fin de semana anterior había tenido un concurso en el Club Hípico Las Cadenas en donde tuve que rescatar a mi caballo en plena carretera y en donde no sabía si mi profesor llegaría a tiempo para el calentamiento. Desde luego el estrés y la incertidumbre no contribuyeron a que fuese un buen día.

 

Algunas personas saben controlar las ansias y dejar que la frialdad se apodere del momento. Otras, les cuesta más. Para todos aquellos que os sintáis más ansiosos con la llegada de un concurso, evento o demostración, os dejo los tips que personalmente me han ayudado a enfrentar estos desagradables episodios de taquicardias e incertidumbre.

 

  1. Un buen descanso

Es imprescindible que estemos descansados para el gran día. Suena lógico llevar a cabo una rutina tranquila antes de una competencia, pero la realidad es que muchos olvidamos la importancia del descanso y organizamos una cenita en casa, o nos tomamos un par de copas la noche anterior. De una u otra manera lo mejor es organizarnos para poder descansar el día previo al concurso, darnos un baño (¡los de espuma!) y ver una peli. Cuando la alarma retumbe el techo a las 7 de la mañana, lo sabremos agradecer…

 

  1. Practica deporte

Aunque evidentemente estamos hablando de un deporte, considero beneficioso el complementar el ejercicio que hacemos a caballo con alguna rutina distinta. Bien sea una que nos ayude a fortalecer otras zonas del cuerpo o algún ejercicio de relajación. La mayoría de las personas optan por el yoga o el pilates (maravillosos por cierto), yo prefiero dedicarle esos minutillos a mis abdominales post-parto ;) ;) ;)  

 

  1. Respira

En esos momentos que sintamos ansiedad al pensar en el concurso o incluso unos minutos antes de entrar a la pista, os recomiendo un maravilloso ejercicio de respiración, Consiste en respirar profundamente, muy despacio, llevando el aire al abdomen y expulsándolo muy lentamente por la boca. De esta manera estaremos empleando una técnica muy eficaz para reducir la ansiedad que se basa en dedicar más tiempo en la espiración que en la inspiración.

 

  1. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Disfruta!!!!!!!!!!!!

¡Mi tip favorito! Siempre he dicho que lo más importante de este deporte es disfrutarlo. Si agotamos toda nuestra energía en los nervios y la ansiedad, poco estaremos sacando provecho al tiempo junto a nuestros caballos. Cuando entro a la pista, intento sonreír y pensar que estos minutos son para disfrutarlos, de principio a fin, pasando por lo bueno pero también por lo malo… Con el tiempo, los errores se convierten en maravillosas lecciones.

 

  1. Réstale importancia

Cuando alguien te dice “lo importante es competir y no ganar”, no le hagas caso. Todos sin excepción queremos ganar (al menos que compitas contra tu hijo) pero aún así, la realidad es que un concurso no es un evento de vida o muerte. Aunque vamos a por todas, no merece la pena atormentarnos con la importancia de un magnífico resultado. Siempre habrá más oportunidades :)

 

  1. Remedios naturales

La noche antes de competir suelo beberme una infusión de manzanilla y tila, esto me ayuda a descansar mejor y a comenzar el día con más energía. No os recomiendo tomar pastillas para el sueño o medicamentos que no hayáis probado antes. He estado presente en accidentes a caballo como consecuencia de ansiolíticos y medicamentos para el sueño.

 

  1. Beber agua

Durante el calentamiento suelo beber bastante agua. No sólo por la sequedad en la garganta que produce el ejercicio sino porque he descubierto que me tranquiliza. Algunos sorbos antes de entrar a pista os refrescará el cuerpo y la mente.

 

 

 

Aunque considero que en líneas generales los nervios no me juegan malas pasadas, es cierto que hay días en donde nos sentimos más inseguros. Especialmente si el trabajo de la semana ha sido "un tanto regular".

 

En lo personal me ayuda mucho hacer énfasis en el “disfrute”. Pensando que es un día más de trabajo pero en el que vamos trenzaditos, brillantes y divinos de la muerte :)

 

Espero os acordéis de mí en vuestro próximo concurso :)

 

Yo os dejo fotos de nuestra última competición…

¡Gracias Rocío por tu ayuda!

¡Gracias por enseñarme tanto súper profe!

 

BESOS ENORMESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

 

¡¡¡Hasta la próxima!!!

 

 

Créditos de fotografía: Jorge Domingo

 

 


3 Respuestas

J.
J.

marzo 29, 2017

A mí me ayuda mucho hacer la Reprise una última vez antes de salir a pista (si se puede), tener al entrenador cerca y … Si!! La botellita de agua !!!

Lucía Ortiz
Lucía Ortiz

marzo 28, 2017

¡Maravilloso post, Astrid!

Mucha suerte en todo.

Besos!

Paola
Paola

marzo 27, 2017

Hola Astrid,

Me encanta tu blog. Tengo dos potros PRE de 3 añitos y estoy empezando en este mundo. Aunque me encanta y disfruto muchisimo con ellos, debo reconocer que tengo un poquito de miedo a la hora de montar. Que consejos me das para aprender a relajarme y a interpretar mejor las señales de mis pequeños? Gracias!!

Dejar un comentario

Apúntate
Tallas y Medidas