agosto 03, 2018 1 Comentario

¡HOLA amigos del mundo del caballo!

 

La verdad es que soy una absoluta amante de la peluquería ecuestre. Desde los moñitos clásicos de toda la vida hasta colas postizas que os prometo jamás os daríais cuenta, es algo que no sé porqué, pero simplemente se me da bien. Puedo pasar horas trenzando a mi caballo mientras lo disfruto y descubro nuevas técnicas. Hoy os quiero enseñar como hacer la clásica trenza corrida, algo que aprendí desde que comencé a montar caballos españoles o de crines abundantes. Espero os guste el primero de muchísimos post que haremos de truquitos de belleza. ¡Comencemos!

Cuando era pequeña, comencé montando caballos pura sangre y centroeuropeos. Como bien sabéis, son caballos que suelen ir con la crin corta, así que estaba acostumbrada a hacer los clásicos moñitos de concurso. Al llegar a España, me topé con la preciosa trenza corrida, que además se puede hacer en apenas unos minutos y resulta muy cómoda para el trabajo diario. 

 

Y por supuestooooooooo, ¡¡¡queda preciosa!!!

 

Los primero que tenéis que hacer es peinar bien la crin y el flequillo para que no haya nudos.

En este caso yo tengo la suerte de contar con un caballo con una crin bastante homogénea, por lo que el trabajo me resulta verdaderamente fácil. Pero, en el pasado he tenido que trenzar caballos con crines muy esponjosas y abundantes y descubrí que aplicando un poco de gel fijador y agua, era más fácil realizar el proceso.

 

Esto es algo que ya tenéis que valorar vosotros dependiendo de la crin de vuestro caballo y también del uso que le vayáis a dar a la trenza. Para concursos a mí me gusta aplicar  el spray para fácil trenzado y un toque de gel fijador  para que la trenza quede absolutamente perfecta. Para el trabajo diario esto es algo que no hago para no tener que aplicar producto día tras día. Por un pelito que se escape en el entrenamiento, nada va a pasar, pero en el concurso, ¡¡¡primero muerta que despelucados!!!

 

El tipo de gel también lo tendréis que encontrar vosotros ya que la piel del caballo es sumamente delicada y puede causar reacción. Yo sinceramente tuve suerte en este aspecto con toda la gama de SUPREME , que me ofrecen todo tipo de productos específicos para el cuidado y belleza del caballo, pude solucionar mis problemitas de concurso 😜

Ahora, volvamos al proceso ;)

 

Una vez tengáis la crin preparada, tenéis que coger dos mechones comenzando desde la izquierda justo después de la cabezada.

Luego pasaréis el mechón de la izquierda sobre el mechón de la derecha y lo juntáis con un tercer mechón que simultáneamente cogeréis del comienzo de la crin que está suelta.

Una vez hayáis juntado el primer con el tercer mechón, pasáis el segundo por encima de estos dos y lo juntáis con un cuarto mechón que nuevamente cogeréis del comienzo de la crin.

Y repetís el proceso a lo largo de toooooda la crin…

Es importante que apliquéis presión para mantener la trenza lo más apretadita posible. Sí, las manos a veces duelen un poco hasta que os acostumbréis…

Termináis con una trenza que podéis dejar suelta o convertir en moñito.

 

¡No olvidéis trenzar el flequillo también!

La verdad es que mi modelo ha quedado precioso ;)

Con el tiempo os iré enseñando muchos más looks para que vuestros queridos amigos parezcan que han salido de la mejor peluquería del mundo ;) ¡Nos vamos a divertir mucho!

 

También os dejo este tutorial que os explica paso a paso el proceso del trenzado por si os resulta más fácil verlo en vídeo...

¡¡¡Nos vemos de nuevo en dos semanitas!!!

 

Gracias por estar conmigo ;)

 

MUAHHHHHHHHHHHHHHHH

 

 

 

Fotos:

 

Alberto Hernández @alberto_hndz


1 Respuesta

J.
J.

septiembre 21, 2018

Trenzar se me da tremendamente mal !!!!!!!

Dejar un comentario

Apúntate
Tallas y Medidas