septiembre 22, 2017

Los 4 tipos de caballo de deporte

¡Hola amigos del mundo del caballo!

 

Hace poco me topé con un artículo fantástico en donde se describía a la perfección los 4 tipos de caballos de deporte. Desafortunadamente no volví a encontrar el enlace nunca más, pero me sentí sumamente identificada con el texto ya que en algún punto me había topado con cada uno de estos caballos. Si bien es cierto que el caballo termina siendo el reflejo de su crianza, hay rasgos indiscutibles que le acompañan por genética. A ver si estáis de acuerdo conmigo :)

 

Evidentemente no todo caballo encaja en estos estereotipos. Sin embargo, hay semejanzas muy evidentes entre estos 4 grupos y la mayoría de los utilizados para el deporte. Estoy segura que como yo, os sentiréis identificado a medida que avancéis en el texto :)

 

Caballo # 1: El maestro

Todo aquel que practica equitación tiene un caballo al que agradecerle su afición. Ese bonachón de mirada dulce que aguantaba una hora de clase mientras rebotábamos sobre sus lomos producto de la inexperiencia. Un caballo que no destacaba por puntuaciones en competiciones, pero que a cambio nos regalaba los mejores días de nuestros inicios. A este le debemos todo, nuestra afición, nuestro progreso y la perfecta conexión de la que hoy podemos disfrutar.

 

Tuve varios de estos “caballos maestros” en mi vida y les estaré eternamente agradecida por haberme brindado tantas satisfacciones. Complacientes, pacientes y con el corazón más grande de todos, le debemos lo que hoy día es nuestra mayor afición.

 

Caballo # 2: El único

Todos tuvimos “ese caballo”, nuestro favorito, el que era perfecto a todo nivel . Ese que no sólo destacaba por su nobleza, sino que a su vez destacaba en las competiciones con magníficos resultados. Ese que relinchaba cuando te veía llegar y que después del trabajo te permitía un agradable paseo por el campo sin mayor problema.

 

En definitiva el caballo que todos soñamos y el que todos queremos tener en nuestras vidas. Lo que más me gusta de este caballo es que es versátil y te permite disfrutarlo en todo momento, bien sea de paseo por el pantano, o en un clinic de máximo rendimiento. Con una cabeza bien amueblada pero una clase indiscutible, es aquel que nos quitó el sueño con tantas, tantísimas alegrías.

 

Para la foto escogí a Atlántico SS, un cariñosísimo Pura Raza Español que a su vez destaca en las competiciones. Esta es una de las cosas que más me gusta del Caballo Español, su versatilidad y nobleza.

 

Caballo # 3: El reto

Cuando ya has disfrutado del caballo que te lo dio todo y has ganado prácticamente cada concurso al que fuiste, llega un caballo que te recuerda el lado menos placentero de las cosas. Un espectacular caballo de deporte del más alto nivel que te hace sentir impotente con bastante frecuencia. Este caballo sabe dar lo mejor de sí, pero a su manera. No te permite paseos diarios en el campo ni te regala un día de entrenamiento fácil. Eso sí, es aquel que deja sin aire a los espectadores ante sus espectaculares movimientos o impecables brincos. Un caballo que no te permite errores ni cambios de rutina bruscos y al que probablemente le fascinan las manzanas rojas pero no las verdes. Su espíritu indomable se manifiesta con frecuencia a la par que arrasa con los mejores resultados.

 

Sin duda, nuestro gran reto ecuestre.

 

Caballo # 4: El flojo

Este es el típico caballo de gran potencial que simplemente no le gusta trabajar. Un caballo que nos hace sudar a cántaros mientras nos intenta transmitir que el entrenamiento diario no forma parte de sus sueños. Nos grita desde lo más profundo que su sueño es pastar en el campo, con las crines enredadas y con el menor estrés posible. No quiere ser líder ni llegar a participar en competiciones, quiere vivir la vida y de vez en cuando dar un paseíto esporádico. Un caballo con muy poca fuerza de voluntad en lo que al deporte se refiere pero que simplemente nació dotado de un físico excepcional. Por experiencia este caballo termina siendo más feliz en el campo y su dueño más feliz disfrutándole de un paseo ocasional. El deporte sin duda, no forma parte de sus planes, el prefiere revolcarse en la pista y dar brincos en libertad como el castaño a mis espaldas.

 

Sin duda 4 maravillosos tipos de caballos que nos forman y nos dan las lecciones más duras pero más gratificantes. Esos 4 caballos a los que les debemos TODO en nuestra trayectoria como jinetes y amazonas.

 

Por lo pronto me despido, pero nos vemos de nuevo en dos semanas :)

 

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Gracias por formar parte de este espacio que ya es mi segunda casa!!!!!!!!!

 

MUAHHHHHHHHHHHHHHHH

 

 

Créditos:

Location: Centro Hípico el Escorial

 

Fotos: Alberto Hernández @alberto_hndz


Dejar un comentario

Apúntate
Tallas y Medidas