mayo 26, 2015

Hoy queremos hablaros un poco acerca de un tema , de gran importancia por los daños que ocasiona tanto a caballos como a potros; las úlceras gástricas. Aunque os pueda parecer algo exagerado se estima que un porcentaje promedio superior al 50% de los caballos que se dedican a competición ( y no hablo de alta competición en el que las cifras son mas elevadas) han sufrido en algún momento un proceso de ulcera gástrica. Para entender un poco mejor esta patología tan común en los caballos estabulados vamos a entrar en detalle:

Algunos hechos simples y determinantes: Los caballos son unos animales hervíboros que suelen pasar la mayor parte de su tiempo pastando. No seria exagerado decir que pasan entre 16/18 horas al día comiendo, cuando están en prados. Y lo hacen por gusto ¿ o porque son muy maniáticos ¿? Pues nada de eso, su estructura anatómica les obliga a llevar unas rutinas y pautas de alimentación muy definidas por sus limitaciones.

 

Aunque los veáis como animales poderosos, grandes, pesados ( > 500 Kgs), potentes…. en realidad tienen dos puntos críticos y débiles: los cascos y el sistema digestivo. De los cascos ya hablaremos en futuros post .

Su estómago , en proporción , es muy pequeño ( 10/15 litros de capacidad) y esta perfectamente diseñado para comidas, pequeñas y regulares durante el día. Esa situación es la que se da en el día a día cuando estan en libertad en la pradera con buenos pastos. La dieta preferida son los pastos y el comer cantidades regulares del mismo a lo largo del día ( no les gusta comer pocas veces en gran cantidad; Ojo con cólicos y ulceras ¡¡), la cual va a generar la “ración” de energía a partir de la digestión de la fibra consumida. El alimento pasa muy rápidamente por el estomago e intestino delgado. Con bastante frecuencia el alimento pasará al intestino grueso en unas 2 horas desde la ingesta. Ese corto periodo de tiempo hace que la asimilación de nutrientes sea muy limitada. Pero el problema real viene cuando los caballos dejan de estar en la pradera y pasan a un box de 3 x 3 ( los mas privilegiados 4 x 4 ) con una pauta de alimentación absolutamente diferente a lo que para ellos es natural, es decir limitada a solo 2 o 3 comidas al día y con una gran cantidad de grano /pienso y poca cantidad de forraje.

Que ocurre con ese cambio de pautas de alimentación:? El primer factor determinante es el famoso Stress. Los caballos son muy propensos a padecer de esa patología y sus efectos son demoledores para su organismo. Acostumbrados a pastar durante 18 horas a su criterio y pasar a unas pautas restrictivas de comidas de 2 ó 3 veces al día a base de grano y pienso y poco forraje, provoca que se coma con ansiedad por lo que :

1.- El alimento no es masticado como debiera ser. Ni en tiempo ni en forma.

2.- No produce la salivación adecuada ( poca producción de bicarbonato)

3.- El transito del alimento es muy rápido

4.- Menor aprovechamiento de los nutrientes

5.- Poca generación de bicarbonato esencial para balancear los ácidos gástricos ( acido clorhídrico, Pepsina y bilis)

Debemos tener en cuenta: En condiciones normales, en libertad, suelen generar al pastar unos 15/35 litros de saliva al día. Recordad que los caballos suelen tardar unos 45 minutos en tomar 1 Kg de heno, en cambio para 1 Kg de avena pueden tardar 10 minutos Cuando toman dietas altas en grano y pienso y bajas en forrajes la producción de saliva puede ser la mitad de la generada cuando toman forraje.

La producción de saliva lleva consigo un alto nivel de bicarbonato que es fundamental para la lubricación del bolo alimenticio así como neutralizar los efectos negativos de los ácidos gástricos, por ello es fundamental una dieta con alto nivel de forraje en la misma ya que de lo contrario el caballo no salivará suficiente, ni producirá los niveles de bicarbonato adecuados para neutralizar los ácidos gástricos. Su estomago está produciendo constantemente jugos gástricos, incluso cuando el caballo no está comiendo y es por eso que es muy relevante que el animal coma la mayor parte del tiempo posible.

La ración rica en forraje tiene además la ventaja de permanecer mas tiempo en el estomago y por tanto este estará mas protegido del efecto negativo de los jugos gástricos. Recordar que: el tiempo de vaciado del estomago es directamente proporcional al tamaño de la misma: una comida copiosa se vaciara mas rápidamente que una comida mas pequeña. Esta situación es especialmente delicada en los caballos estabulados ya que suelen comer raciones altas en granos y piensos y poco forraje. Como además suelen tener 2 o 3 raciones al día, su forma de comer es antinatural y lo hacen muy deprisa por lo que el paso del alimento por el estomago es muy rápido, pasando, este, periodos muy largos totalmente vacío, pero el estomago SIGUE produciendo ácidos gástricos que si no se neutralizan irán produciendo alteraciones en la mucosa gástrica pudiendo terminar en úlceras.

El caso es aun mas grave si el caballo tiene que trabajar , generalmente con el estomago vacío, ya que los jugos gástricos que en reposo estarían sobre la parte distal del estomago , empezarán, por motivo del trabajo , a generar “olas” atacando las paredes del estomago que son aun mas sensibles al ataque de esos ácidos. Es importante recordar que lo mas beneficioso para la salud del caballo es no tener el estomago vacío y para ellos las dietas a base de forraje son las mas indicadas, por ello los caballos que están en prados con heno / forraje a su total discreción tienen una incidencia muy inferior en cuestión de ulceras gástricas, que los caballos estabulados y en trabajo/competición, sin olvidarnos del transporte del caballo. Durante el viaje no solo conviene que tenga forraje a su disposición para que este mas “entretenido”, y no se “salte” su ración diaria, sino para evitar que los movimientos al trasladarlos, si van con el estomago vacío pueden producirle daños en la mucosa gástrica. Que sencillo es evitarlo , verdad ¿? Cuando vuestro caballo toma forraje, este necesita de una masticación muy intensa para conseguir un triturado optimo lo que redundara en una mayor producción de saliva, una mayor permanencia en el estomago, favorecerá la digestibilidad del bolo alimenticio y conseguiremos un mejor aprovechamiento de los nutrientes.

Factores que afectan a la formación de ulceras gástricas:

1.- El tipo de dieta: recomendable dietas ricas en forraje

2.- Las pautas de alimentación. Lo mas recomendable es que los caballos dispongan de heno / forraje ad libitum. Dietas altas en granos o concentrados incrementan los niveles de gastrina que a su vez estimula la producción de ácidos gástricos

3.- La limitación de forraje y el exceso de concentrados: recomendable mas forraje para incrementar la ración de fibra en su dieta y lo que ello conlleva: + masticación + salivación + bicarbonato …El exceso de ración de grano y concentrados contiene carbohidratos hidrosolubles de fácil fermentación por bacterias como el Lactobacillus, que favorece el desarrollo y aparición de las ulceras.

4.- La disminución de masticación produce menos saliva y por tanto menos bicarbonato = mas probabilidades de que vuestro caballo padezca ulceras gástricas

5.- El trabajo. En casos de trabajo intenso con el estomago lleno, la contractura de los músculos abdominales provocara la contractura gástrica y un aumento del nivel de los alimentos con los jugos gástricos, que afectarán a las paredes del estomago que son aún más sensibles a la acción de dichos ácidos. Por otro lado en caso de trabajo con el estomago vacío lo que va a generar son “olas” de los líquidos gástricos que afectarán a las paredes del estomago.

6.- Y no olvidemos las situaciones de stress a las que los caballos somos muy sensibles tales como cambio de alimentación, cambio de ubicación, cambio de “compañeros”, época del año, traslados, alteraciones en el entorno…Es importante que el caballo , aunque estabulado, pueda ver /interactuar con otros caballos. Importante que el caballo que pasa, desgraciadamente, muchas horas en el box no se “aburra” ya que puede ser un desencadenante de vicios de cuadra y ulceras. Una simpe pelota colgada puede ser una buena ayuda..

7.- Administración prolongada de medicamentos tales como antinflamatorios no esteroidales por el efecto inhibidor de las prostaglandinas, fundamentales para la producción de bicarbonato y mucus protector de la mucosa gástrica.

8.- Acción de endoparásitos tipo Gastrófilos, por ello es esencial mantener un buen plan de desparasitación, principalmente a los caballos en libertad.  

En el siguiente post  terminaremos de comentar esta tán interesante patología que tanto daño hace a nuestros caballos. 

 

https://www.facebook.com/ridercollection


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Apúntate
Tallas y Medidas