marzo 03, 2017

 

En este post vamos analizar los tipos de rozaduras más comunes en el caballo debido a equipos inapropiados o mal ajustados.

En primer lugar analizaremos las lesiones más habituales con las que nos encontramos los jinetes habitualmente, producidos por diferentes equipos.

1. Lesiones comunes por el uso de monturas inadecuadas 

  • Rozadura en cruz (borren delantero demasiado estrecho o bajo)
  • Rozadura en la espalda del caballo (armazón demasiado estrecho) 
  • Rozaduras y llagas en cualquier zona de la montura (La montura ejerce presión en la zona)
  • Rozadura en el dorso (la montura presiona más en un lado que en otro)
  • Dorso dolorido y debil ( la montura no está bien equilibrada y no reparte correctamente el peso del jinete)

Aqui os detallamos tambien los sintómas más comunes que podéis confirmar a la hora de localizar el problema.

  • Dificil mantener la posición del jinete en equilibrio en el eje del centro de gravedad ( salto; cadera y talón , doma; cadera y hombros)
  • Inseguridad del jinete en la montura al estar fuera del centro de gravedad
  • Montando, la montura se desplaza hacia un lado o hacia atrás.
  • Montando, la parte de atrás de la montura se desplaza lateralmente
  • Montando, notamos que la montura obstaculiza el libre movimiento del caballo (espaldas, columna etc)
  • Una vez trabajado el caballo, al retirar la montura la existencia de zonas secas indica inadecuada distribución del peso del jinete en la montura.

En estos casos la inestabilidad suele ser muy obvia pero en otros no es tanta y sólo se ve reflejada en una mala posición del jinete. Un punto muy importante a tener en cuenta  que inevitablemente adoptará el jinete si la montura no esta correctamente ajustada. A veces la inestabilidad apenas visualmente perceptible, no dejará de causar en ningún caso una inestabilidad en el jinete, producida por el desequilibrio en el ajuste de la montura con respecto a la morfología del caballo.

En esta foto podemos ver la infinidad de "malas" posiciones que el jinete puede adoptar por causa de una montura incorrectamente ajustada al caballo. Siendo el dibujo de la primera posición la única correcta. 

En principio puede haber infinidad de motivos de porque la montura roza al caballo. Desde el uso de una misma montura para diferentes  caballos, pasando por ser una montura que no se ajusta morfológicamente correctamente a nuestro caballo,  hasta que el armazón pudiera estar roto y no nos dieramos cuenta de ello. En cualquier caso lo importante es observar y comprobar todas las opciones que os hemos descrito y ser conscientes de que si la montura no está correctamente ajustada a la morfología del caballo siempre tendremos problemas de rozaduras. Máxime si tenemos un caballo que morfológicamente no es  "regular" donde posiblemente no le valga una montura standard cualquiera, que probablemente le provocará siempre rozaduras.

*morfología no regular = caballo con asimetrías muy pronunciadas

Aunque también en caballos aparentemente de morfologías "regulares" pueden tener diferencias en cuanto a musculatura más desarrollada en un lado que en otro (caballo tordo) o cruz muy marcada como en el caballo alazán.

 Otra cuestión que creemos merece la pena comentar es la idea equivocada de que el salva cruz o salva dorso nos resolverá el problema de una montura desequilibrada. El salva cruzo salva dorso principalmente sirve para una mejor absorción del peso del jinete a la hora del impacto o recepción en el dorso o cruz del caballo. Pero en ningún caso nos resolverá un problema de mal ajuste de la montura a la morfología del caballo. Sólo en algunos casos podríamos resolver el problema del mal ajuste de la montura con un salva dorso que incluya almohadillas para poder intentar corregir el equilibrio de la montura. Siempre y cuando la irregularidad del caballo no sea demasiado pronunciada o compleja. 

Una pista muy reveladora a la hora de saber si la montura esta equilibrada y ajustada correctamente al caballo es darle la vuelta al sudadero una vez trabajado y ver las manchas del sudadero por debajo . SI vemos que las manchas no son simétricas o que hay zonas limpias , significaría sin lugar a dudas que la montura no se apoya correctamente por igual en el dorso del caballo. Por consiguiente la montura ejercerá más presión a un lado que aotro y consecuentemente podría provocar rozaduras o con el tiempo aunque no haya una rozadura sin embargo tarde o temprano habrá una lesión, por mayor presión recibida en esa zona.

En esta foto podemos comprobar como el peso está correctamente repartido. Las manchas de sudor totalmente simétricas a ambos lados nos indican que no hay zonas que reciben mayor presión que otras. 

Una vez repasadas las rozaduras más comunes producidas por las monturas , pasamos a comentar las rozaduras producidas por otros equipos.

2 .- Rozaduras por cincha 

  • A la altura del codo del caballo la cincha pellizca
  • En la barriga del caballo problemas de costuras
  • En cualquier zona del abdomen o costados del caballo (cincha demasiado apretada)

3.-Rozaduras por cabezada

  • en el barboquejo del caballo por cierra bocas demasiado apretado
  • quijada del caballo muserola demasiado apretada
  • frente del caballo cabezada demasiado pequeña (frontalera )
  • cuello del caballo cabezada demasiado pequeña (ahogadero muy justo)

4.- Rozaduras por protectores 

  • Rozadura en cañas por protector demasiado pequeño o demasiado grande
  • Rozaduras en menudillos por protector demasiado pequeño o demasiado grande
  • Rozaduras en la cuartilla del caballo por protectores o campanas demasiado grandes 
5.- Rozaduras por  sudadero
  • Sudadero sucio
  • Sudadero arrugado
  • Sudadero lavado con productos abrasivos (lejía, restos de jabón, etc)
  • Sudadero con restos de sudor
  • Sudadero con pasa cinchas roto, el sudadero se mueve
  • Sudadero standard doblado en la parte del velcro 
  • Sudadero standard sin forma en la cruz para ajustarse bien a la morfología del caballo.

Sudadero con forma de cuello de cisne  

6.- Rozaduras por  mantas

  • rozadura en espaldas por manta demasiado pequeña
  • rozadura en pecho por manta demasiado estrecha

7. Rozaduras martingalas

  • rozadura pecho  martingala demasiado pequeña
  • rozadura espaldas martingala demasiado pequeña

Nos gustaría mencionar que bien es cierto que hay algunos caballos que tienen la piel muy fina y delicada, que enseguida se rozan y no por un mal ajuste del equipo. En estos casos lo que recomendamos es incluir en el equipo un protector de borrego que pueda proteger de un posible roce.

Una vez repasados las diferentes lesiones podemos decir que tiene fácil solución si comprobamos concienzudamente en que zona tiene la rozadura y lo resolvemos eliminando la posible causa  que os hemos mencionado.

En segundo lugar deberíamos curar la rozadura con un buen regeneranteque nos ayude a curar la herida y a regenerar el pelo. 

Por último y como broche final nos gustaría aprovechar e incluir la información general y servicio de coaching que os podemos facilitar para un asesoramiento en la elección de la montura en cualquiera de las disciplinas que practiqueis.

Ver Equilibrium Saddlery Coaching 

Ver PDF


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Apúntate
Tallas y Medidas