mayo 21, 2015

El Salto de obstáculos es una de las disciplinas más apasionantes. Sin embargo aunque a primera vista parezca fácil por el concepto aparentemente simple “de pasar” un obstáculo, la realidad es muy distinta. Se necesita mucha técnica y a mi modo de ver un cierto nivel en doma. Dar un salto aislado en principio no conlleva mucha dificultad, máxime si no es un salto de gran altura. Pero cuando hablamos de un recorrido de saltos, hablamos de entrelazar cada uno de los obstáculos. Es decir empezar el obstáculo Nº 1 y enlazarlo con el siguiente, así hasta llegar hasta el último salto. Por tanto al tener que entrelazar, lo primero que se nos viene a la cabeza es que el secreto del salto deberían ser las vueltas. Si damos correctamente una vuelta, con equilibrio y fluidez sin perder la potencia e impulsión, podremos por último centrarnos en “encarar” al caballo correctamente hacia el obstáculo y así batir con los deberes bien hechos. Por ello pienso que la Doma que por otro lado es la "madre de todas las disciplinas" en salto en concreto, el ejercicio de la pirueta  sería sin duda la clave para equilibrar bien al caballo y que por lo tanto como comentamos requiere un cierto nivel de Doma.

Aunque hay varias pautas y algunos apuntan a diferentes Nº de fases en el salto de obstáculos, desde 3 , 4 y 5 fases, para mi gusto la más completa es la teoría que abarca las 9 fases del salto. Donde además de específicar todas y cada una de las fases de una manera muy detallada y concreta, desde el trazado, pasando por la batida y llegando a la recepción nos hemos permitido remarcar los parámetros  a seguir en cuanto a la técnica y al estilo de  monta en sí,  sin dejar nada a la improvisación.

Por ello os paso a enumerar cuales son las 9  fases del salto que sin ninguna duda nos ayudarán a recordar y refrescar cuales son esos deberes, de los que hablabamos para llegar, entrelazar y salir correctamente de cada obstáculo.

 

1. El trazado antes, entre y después de los obstáculos

• Pensar y planear el trazado

• El primer y último obstáculo se montarán igual que cualquier otro obstáculo.

• Nunca soltar las riendas después del último salto sino que se completará el trabajo manteniendo al caballo en la mano y con las ayudas permitiendo “enfriarse” de forma apropiada.

2. La vuelta hacia el obstáculo

• Comprimir el muelle (caballo) para crear potencia e impulsión. Utilizando las piernas y manteniendo el contacto con la boca del caballo.

• Buscar el equilibrio y la fluidez en la vuelta hacia el obstáculo.

• Reunión, peso, vuelta y empuje.

3. La aproximación

• Aproximación hacia el obstáculo con determinación.(el deseo del jinete de ir hacia el salto y la transmisión telepática con el caballo, son esenciales).

• La mirada de proyección hacia adelante.(al 2º salto si es un doble).

• Comprobar la marcha y longitud de los trancos.(el jinete los ajustará si fuese necesario, pero siempre respetando los 3 últimos trancos que pertenecen al caballo.

• Si el caballo se precipita , realizar medias paradas (espalda atrás ,apretar las piernas y cerrar los dedos en las riendas)

 

4. Los últimos trancos antes de un obstáculo

• Los 3 últimos trancos pertenecen al caballo entramos en lo que se llama el terreno del salto.NO INTERVENIR.

• Las manos del jinete invitan al caballo a estirarse hacia adelante, si sólo le siguen irán una fracción de segundo por detrás  de él.

• Manos abajo, contacto suave y adelantada hacia la boca.

 

5. La batida

• El cuerpo del jinete se adelanta.

• El peso del jinete se transfiere a las rodillas y pantorrillas del jinete (justo detrás de la cincha).

• Mantener el contacto con la boca del caballo (siempre)

• Espalda firme plana y flexible.

• Talones hacia abajo dando estabilidad a las rodillas.

6. El salto: la parábola

• El jinete mirará hacia adelante con cabeza erguida y relajada.

• El jinete acompañará al caballo siguiendo el movimiento de forma fluida, invitándolo a estirarse.

7. La recepción

• Las rodillas absorberán la mayoría del impacto.(para no caer de golpe sobre la montura).

• Mantener una posición segura y constante sin perder el contacto con las pantorrillas.

• El asiento volverá a la montura de forma suave mientras se endereza la parte superior del cuerpo.

• Mantenemos un suave contacto con la rienda.

• Buscamos ya el siguiente obstáculo con la mirada.

8. La salida

• Después de recibirnos el caballo se montará hacia adelante.

• Emplear las ayudas de asiento y piernas para flexionar los cuartos traseros y así aligerar el tren delantero después de la recepción.

• Evitar la brusquedad en las manos.

• Recompensar con una reacción inmediata después de la recepción.

 

9. La vuelta después del salto

• Vuelta a empezar al punto nº 1.Reunión, peso, vuelta y empuje.

Por último aquí os dejamos un video de Rodrigo Pessoa con las pautas a seguir en su técnica de salto! 

 

 

 


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Apúntate
Tallas y Medidas